DUEÑOS DEL SUPERCLÁSICO Y ACARICIANDO EL TRI

El Superclásico se lo llevó el decano por 3 a 1, ampliando así la ventaja sobre Cerro Porteño, el segundo de la tabla. Los goles para el decano lo convirtieron Alejandro Silva, Roque Santa Cruz y un tremendo golazo de Tabaré Viudez. Olimpia va cada vez más firme hacia su paso de lograr el tricampeonato.

La fiesta en el Defensores del Chaco se tiñó de blanco y negro demostrando una vez más por qué Olimpia sigue firme en la punta. Los dirigidos de Garnero dieron cátedra de buen fútbol frente a su archi rival, Cerro Porteño, quién solo por momentos logró desequilibrar al franjeado.

El partido arrancó lento y sin muchas sorpresas. Los equipos cuidaban el balón y ninguno arriesgaba. La primera jugada de peligro lo generó Olimpia recién a los 15′, cuando de un tiro libre de William Mendieta, Rodrigo Rojas apareció por el segundo pero no logró empujar el balón. Minutos después de esta jugada, Garnero sacó al juvenil Hugo Quintana e ingresó en su reemplazo Ale Silva, quién daría otra cara al partido.

Y así, a los 20′, se vino el primer gol del decano. Maximiliano Olivera recuperó el balón al borde del área grande de Cerro e hizo un pase a Mendieta, quién en vez de definir hace un pase excelente al medio y Ale Silva, que venía sin marca, remató y el balón se metió al arco rival con un pequeño desvío.

Pero el empate de Cerro no tardía en llegar. Tan solo un minuto después del gol, Leguizamón comete una falta dentro del área grande y el árbitro cobró penal. De la ejecución se encargó Haedo Valdez y puso el 1-1 parcial.

Después del empate, el partido se enfrió un poco y Cerro empezó a dominar el partido. Olimpia esperó y cuidó el balón hasta finalizar el primer tiempo.

En la complementaria, Olimpia salió más decisivo. Tuvo sus chances con Roque en dos oportunidades. A los 48′ de un zurdazo cruzado intentó colocarlo pero el remate salió afuera. Dos minutos después, aplicó un cabezazo que logró desviar Muñoz. Olimpia se mostraba más claro y, para darle más peso ofensivo a Olimpia, se vino el ingreso de Tabaré Viudez.

A los 75, se vino el segundo de Olimpia. El decano recuperó la pelota tras una mala salida de Marcos Cáceres y armó una buena contra. Sergio Otálvaro lanzó un preciso centro a los pies de Ale Silva, quién remató pero dio en el palo y del rebote, el gran Roque Luis Santa Cruz logró apenas tocar y meter el balón. Fue el 2 – 1 y ya se sentía cerca la victoria.

El gol fue un golpe anímico para Cerro. Dejó muchos espacios por ir en busca del empate y eso generó que Olimpia tenga más el balón, juegue más tranquilo y proponga más. Así fue y así vino el tercero.

Ya cuando el encuentro se iba, a los 86 minutos, el uruguayo Tabaré Viudez liquidó el partido con un tremendo golazo. Otálvaro ingresó nuevamente por el costado derecho y tras un centro magistral, el de la dorsal 16 hizo una tremenda tijera y el balón se metió de sobrepique. Fue el tercero y el gol que sentenció el partido.

Olimpia ganó el segundo Superclásico del año, amplió a 7 su ventaja sobre Cerro teniendo aún un partido menos y de a poco va soñando con el tricampeonato del torneo paraguayo.

Pin It on Pinterest

Share This